¿PACIENTE CERO?

En los últimos años se ha extendido una deliciosa epidemia de los llamados “Escape Room”, pero ¿de dónde viene el inicio de este juego? ¿y quién fue el mágico creador?

Pues como estábamos intrigados, hemos decidido realizar una pequeña investigación en la que hemos descubierto que la idea brotó de un grupo de informáticos en Silicon Valley. Fué en 2006 cuando crearon un juego de ordenador en el que el usuario debía resolver un enigma en un tiempo determinado.

¡Pero esto era sólo el principio! En 2008 aparecieron los primeros juegos de escapismo en vivo en Japón. Allí se desarrolló un juego más centrado en la experiencia del jugador y la aventura del escape en sí mismo, apareciendo la resolución de enigmas y la toma de decisiones sólo en momentos puntuales.

Y fué en Budapest donde se creó el juego tal cuál lo conocemos actualmente aquí. En 2011, Attila Gyurkovics dió vida a Parapark, un juego en el que un grupo de personas tenían que salir de una habitación en un tiempo limitado. Usó los edificios abandonados de la ciudad para crear este escenario. Esta maravillosa idea explotó y se extendió por toda Europa, llegando a España en 2012, como Parapark Barcelona. Attila se basó en la teoría del Flow, de Muhály Csíkszentmihályi. Esta teoría es tremendamente interesante pues se basa en un aprendizaje a través de los juegos y la felicidad. Este psicólogo húngaro señala que si estás volcado en una actividad para tu propio disfrute, cuando hay un equilibrio entre tus habilidades y los retos que te plantean, entras en un estado mental en que todo fluye. El tiempo vuela y las ideas surgen libremente… (hablaremos de esta teoría más adelante).
Y aquí finaliza nuestra entrada de hoy, dedicando un saludo a los creadores de este fantástico juego, dónde el refrán “más vale maña que fuerza” está más que justificado 😉